Free Porn
1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet 1xbet

Laura Glessmann: «Un bebé reborn es un muñeco hiperrealista hecho artesanalmente y su precio no puede ser inferior a 450 euros»

on

Entrevista realizada por Marta Roldán.

Son muñecos, pero parecen bebés reales. Los bebés reborn son muñecos hiperrealistas dotados de infinidad de detalles que consiguen caracterizar a la perfección a un recién nacido, imitan su peso, medidas, venas, rojeces, gestos, cabello… Son pequeñas obras de arte que requieren muchas horas de trabajo artesanal y experiencia. Los precios varían entre los 300 y los 4.000€ aproximadamente, según datos recabados en varias páginas web de venta de este tipo de muñecos.

Laura Glessmann es creadora de bebés reborn desde hace tres años, cuando decidió emprender con su proyecto “Los Bebés de Lara”. Laura muestra en su Instagram @losbebesdelara el proceso de elaboración de cada pieza y su resultado final. La venta es exclusiva on line.  ​

¿Qué es un bebe Reborn? 

Un bebé reborn es una pieza de colección, un muñeco artesanal pintado y armado a mano. Con características hiperrealistas. Los que yo realizo miden como los bebés de verdad, entre 42 y 54 cm. Los brazos, piernas y cabecita son de un material llamado vinilo y los cuerpos de tela. El pelito es pintado y el peso puede variar entre 1,900 y 3kg depende del modelo y de lo que comentemos si es por encargo. Ningún bebé es exactamente igual a otro, cada uno es único y especial.

¿Cuál es el precio de un bebe Reborn?

El precio de un buen bebé reborn, realizado a mano con materiales de calidad y con experiencia, no puede ser más bajo que 450€.

¿Son aptos para los niños?

Los bebés reborn son muñecas de colección hechas artesanalmente y pintadas a mano,  y como siempre comento  a mis seguidores y clientes, no se venden como juguetes.  Pero sí son aptos para niños y niñas que cuiden mucho sus juguetes. Ayudan a fomentar valores educativos, a formar su desarrollo e imaginación. El juego de imitación con muñecos y muñecas es muy beneficioso ya que observan a sus mayores y referentes  imitándolos (pasearlo, cuidarlo, cambiar pañales, ponerle su pijama…) ¡y que mejor que con un muñeco que parezca casi real!  De pequeña yo hubiese soñado con tener uno así.

¿Qué es lo más difícil y laborioso a la hora de crear un bebé reborn?

Crear un bebé reborn no es una tarea nada fácil. Además de muchas horas de trabajo, requiere de muchos procesos hasta su acabado. Pero disfruto muchísimo realizando cada uno de los pasos.

¿Qué es lo más especial de tu trabajo? 

Me encanta todo, disfruto hablando con los clientes, también me entusiasma el momento cuando los pinto y les doy vida, me fascina cuando ya están a puntito de “renacer” y les empiezo a preparar sus primeras ropitas. Y cuando ya corto la última brida… Ahí es cuando realmente veo el resultado final ¡me enamora ese momento!  Siempre,  siempre les doy un abrazo de mucho cariño.

¿Qué tipo de clientes es el más habitual?

Desde coleccionistas de bebés reborn, hasta mamás con niñas y niños, mujeres…

¿Los bebés hiperrealistas necesitan un cuidado especial?

Al ser un muñeco artesanal hiperrealista siempre tenemos que imaginarnos a la hora de cuidarlo como si fuese un bebé de verdad. Aunque no se pueden mojar, duchar, llevar a la playa…

¿Te dedicas exclusivamente a este trabajo?

¡Sí! me dedico exclusivamente a realizarlos. Soy diseñadora gráfica y tenía mi propia marca.  Pero jugando con mi hija Lara, decidí comprarme un bebé reborn, porque los veía y me fascinaban… Y una noche, hablando con la almohada me pregunté: ¿y por qué no hacerlo yo?, entonces me animé y compré todos los materiales necesarios.  Cuando lo tenía listo y terminado lo publiqué en Facebook y conseguí muy buenas reacciones y para Reyes del 2018 ya tenía mis primeros cuatro pedidos.  Y así comenzó todo.

Comparte
Etiquetas

Últimas publicaciones

Mas como esto