La realidad virtual llega a los museos con una exposición propia y única para todas las edades

on

La realidad virtual, referida también como VR en inglés, es cada vez más accesible para todas las personas. Lo que hace unos años parecía una utopía es hoy ya una realidad. La pandemia recientemente sufrida ocasionó que se produjeran saltos agigantados en tecnología de VR, tanto que muchos museos permitían visitar sus salas desde la pantalla de un móvil u ordenador en tu casa, como el Museo Del Prado, The British Museum o el Museo del Louvre, entre otros. En estos dos años hemos pasado de esas pantallas a las gafas, que consiguen una experiencia mucho más inmersiva. Ahora, ver y escuchar a una orquesta de música tocar en el Liceo de Barcelona es posible hacerlo sin salir de Zaragoza mediante Symphony.

La más novedosa exposición del CaixaForum Zaragoza consigue teletransportar -es el término que mejor describe la sensación- al usuario hasta el mismísimo escenario del Gran Teatro del Liceo, donde estarás rodeado de todos los músicos de la Mahler Chamber Orchestra bajo la batuta de Gustavo Dudamel. Esto es posible gracias a la tecnología de unas gafas de realidad virtual, unos cascos con aislación de ruido y unos sillones que giran 320º.

Esta no es una exposición normal de un museo más. Es una apuesta por la tecnología, por el futuro y por brindarle al usuario la oportunidad de experimentar una sensación única. Aunque es verdad que ahora cualquiera puede tener unas gafas de realidad virtual en su casa si está dispuesto a pagar más de 400 euros por ellas, Symphony ofrece un viaje a través de las emociones y la música realizado por un increíble equipo técnico y artístico.

La exposición está disponible en ciertas horas a lo largo del día y para entrar es necesario reservar previamente la entrada. Además, el número de plazas es bastante reducido, lo cual ayuda para que la vivencia sea más enriquecedora. Es importante llegar cinco minutos antes de la hora reservada, ya que todos los que van a la exposición de la realidad virtual tienen que esperar en el hall del museo y, a la hora de la actividad, todos juntos suben a una sala que no se usa normalmente para las exposiciones del museo.

 

Imagen de los usuarios en la exposición. Fotografía: Lucía Sáez.

 

Una vez en la sala, estarás acompañado por dos trabajadoras del CaixaForum, que te guiarán durante todo el viaje para que no te sientas perdido ni abrumado en ningún momento. La experiencia consta de dos partes. El ponerse las gafas y adentrarse en un mundo completamente nuevo se hace un poco de rogar.

 

Imagen de una sala de la exposición. Fotografía: Lucía Sáez.

 

Primero, los usuarios visualizan una proyección en una pantalla más larga y menos ancha que una de cine, de manera que parece que tú mismo estás dentro de lo que estás viendo. Un vídeo de unos quince minutos que muestra la historia de tres músicos que están en tres lugares diferentes: la Costa Brava, Nueva York y un pueblecito de Colombia. Son historias sin diálogos, donde aunque los paisajes que se muestran son maravillosos, es la música la auténtica protagonista. En el primero, se escucha la combinación de un chelo con el rompido de las olas del mar. En el segundo, el traqueteo de los trenes del metro de Nueva York pasa a convertirse, de manera casi imperceptible, en la melodía de una flauta travesera. Y, en la última historia, los sonidos de la fruta al caer al cesto donde la están recolectando, de un machete cortando ramas y de un bombardino se convierten en una fiesta de la música en las calles del país latinoamericano.

Esta proyección termina con los tres músicos haciendo las maletas para ir a tocar al Gran Teatro del Liceo de Barcelona. Y, ¿quién va a verlos y escucharlos tocar allí? Tú mismo, mediante unas gafas de realidad virtual. Este proceso de colocarse las gafas puede ser, en cierta medida, algo arduo ya que es una exposición para todos los públicos. Los más jóvenes puede que no sea la primera vez que se colocan unas gafas VR, pero los más mayores seguramente no sepan por dónde empezar. Esto no es ningún problema, las dos chicas del CaixaForum primero explican cómo se ponen y se ajustan al tamaño de la cabeza y, luego, van uno por una comprobando que todo esté bien y ayudando a poner los auriculares, porque una vez que ya tienes colocadas las gafas no vas a ver nada. Y ya, por fin, comienza tu andadura en la realidad virtual.

Con tan solo un clic te teletransportarás al centro del escenario del Liceo y estarás rodeado de los más de 100 músicos de la Mahler Chamber Orchestra. Verás retumbar los tambores, a los músicos de instrumentos de cuerda y viento dándolo todo y a su director, Gustavo Dudamel, dirigiéndolos. Tú estarás sentado al lado de todos ellos, ya que cada cierto tiempo, la imagen que ves cambia y te va llevando por los distintos grupos de instrumentos de la orquesta.

Después de sentirte uno más de la orquesta, el escenario se transforma para llevarte a un recorrido de emociones que produce la música. Se van sucediendo escenas abstractas, pero de una calidad visual exquisita, mientras sigues escuchando las composiciones de Beethoven, Mahler y Bernstein.

Symphony es la exposición más moderna y tecnológica en Zaragoza, que rara vez se puede encontrar en un museo. En los tiempos en los que estamos, tenemos que aprovechar los avances tecnológicos, y la experiencia que brinda Symphony es completamente una delicia, tanto visual como sonoramente hablando.

Symphony estará en CaixaForum Zaragoza hasta el 15 de enero de 2023. El precio de la entrada es de 6 euros.

 

Autora y fotografías: Lucía Sáez.

Comparte
Etiquetas

Últimas publicaciones

Mas como esto