«La crisis existencial de ser ‘La peor persona del mundo’» por Ingrid Monreal

on

Julie va a cumplir los 30. Por el camino ha dejado dos carreras, probado diferentes trabajos, estado con varias parejas, cambiado de peinado. Joachim Trier nos presenta una historia original en forma de doce capítulos, un prólogo y un epílogo.

Con esta película, el director noruego cierra la que ya han bautizado como “Trilogía de Oslo”. Tres películas que se sitúan en la capital noruega y que siguen la historia de personajes confundidos en sus vidas. La saga, que empezó con Reprise (2006) y Oslo, 31 de agosto (2011), ha seguido su trayectoria como director junto a Anders Danielsen, protagonista en estas dos. La peor persona del mundo supone un fin de trayecto más maduro a este viaje, aunque también más experimental para un director que acaba en la ciudad donde empezó.

La película trata de Julie, una joven fotógrafa que se siente perdida tanto en su vida laboral como sentimental. Ella mantiene una relación con un dibujante de cómics mayor que ella, y aunque con él todo funciona, siente que debe experimentar cosas nuevas. Un día se cuela en una fiesta y ahí conoce a Eivind (Herbert Nordrum), con el que tiene un flechazo, si bien él también tiene pareja. La historia abarca cuatro años de la vida de Julie, quien llega a plantearse si es la peor persona del mundo. Así son los altibajos que sufre.

Aunque la película está calificada como una comedia romántica, la historia va más allá del ‘chica conoce chico’. Se abordan temas tan trascendentales como el amor, la muerte y la nostalgia, contados con mucha sensibilidad y con personajes que el espectador percibe como reales. También se habla de la inconformidad en las relaciones personales, la familia, la maternidad o el trabajo. Se muestra en las dudas que tiene Julie en su relación con Aksel (Anders Danielsen) o lo incómoda que está con la familia de éste. El espectador va sintiendo el inevitable paso del tiempo a medida que avanza el filme junto a la protagonista. Su vida es movimiento y también momentos lentos, retratados en escenas a veces sin diálogos que nos invitan a reflexionar y entender su inestabilidad sin necesidad de palabras.

Renate Reinsve encarna a un personaje con muchas caras, que tiene dudas. Con la que el espectador puede sentirse identificado en momentos, pero en otros cuestionar su comportamiento. Trier no intenta que te caiga bien Julie, pero, aun así, es imposible no sentir conexión con un personaje lleno de inseguridades y escrito en toda su complejidad. La gran actuación de Reinsve se apodera de la película. Por ello triunfó en el Festival de Cannes, donde recibió el premio a mejor actriz.

El director podría haber planteado la historia desde la narración de la protagonista, como pasa en Fleabag y romper la cuarta pared. En su caso, es la voz en off de su madre la que a veces describe cómo se sienten los personajes. Esto nos acerca a la sensación de estar ante un libro. Cada capítulo cuenta un momento en esos años de la vida de Julie y lleva al espectador de la risa a las lágrimas. Con algunos más lentos que otros, el hecho de que el espectador sepa cuántos faltan hace que la cinta sea mucho más amena.

Destaca la habilidad que tiene Trier para traspasar sentimientos a la pantalla. Las imágenes son poesía, como la escena en que el tiempo se paraliza y ella corre sola por la ciudad, flotando de amor. O el viaje a su subconsciente con setas alucinógenas, donde el director aprovecha para jugar con efectos especiales, el sonido e incluir animación. La fotografía también acompaña a la perfección esas emociones. La luminosidad de la escena en la que vuelve de estar con Eivind, en contraste con los tonos más oscuros cuando discute con él es una muestra de ello.

La peor persona del mundo es una historia redonda. Cuando se encienden las luces del cine, el espectador sabe que ha vivido un bonito viaje de autodescubrimiento junto a Julie. Un final que nos deja con el mensaje de que la vida igual es eso, estar siempre en constante cambio y en búsqueda de uno mismo.

FICHA TÉCNICA

Título: La peor persona del mundo

Dirección: Joachim Trier

Actores principales: Renate Reinsve, Anders Danielsen, Herbert Nordrum, Maria Grazia di Meo

Duración: 128 min

Exhibición: Cines

País de producción: Noruega

.

Autora: Ingrid Monreal @ingridmonreal6 (Twitter) @__madeulook (Instagram)

Editora: Alexia Pavón

Redactora jefa: Ingrid Monreal

Comparte
Etiquetas

Últimas publicaciones

Mas como esto