«Estirando el chicle» en Zaragoza: risas y alguna braga

on

Texto y fotografías: Lucía Sáez Gonzalvo.

Pasar la tarde de un viernes en el Auditorio de Zaragoza riéndote es la manera perfecta para despedir la semana y dar la bienvenida al fin de semana. Y más, cuando las anfitrionas de esta velada cómica son Carolina Iglesias y Victoria Martín, presentadoras de Estirando el chicle, el podcast que lo está petando.

Carolina Iglesias y Victoria Martín en la sala Mozart con su espectáculo Estirando el chicle LIVE

Iglesias y Martín salieron el pasado viernes 22 de abril al escenario de la sala Mozart dándolo todo. Se presentaron como dos monjes entrando a un templo mientras sonaba por megafonía y el público coreaba la famosa canción de misa «Señor me has mirado a los ojos», para de repente tirar las túnicas al aire y empezar a bailar una música electrónica con una coreografía que ya de por sí incitaba a la carcajada. Aposta o no, no hizo falta ni una sola palabra para que el público empezara a reírse.

Después de un gran aplauso de bienvenida, la primera en tomar la palabra y saludar al público zaragozano fue Carolina Iglesias, aunque aseguró que solo quería saludar a Diego Domínguez, el niño de Zaragoza que en 2003 se presentó a la preselección de Eurojunior con `Chachi piruli´. El momento lo aprovechó Victoria Martín para saludar también únicamente a “Conchita la del polígrafo”, la persona que se encarga del polígrafo en Sálvame Deluxe, aclaró.

Carolina Iglesias y Victoria Martín bailando durante la presentación.

Estos saludos no hicieron otra cosa más que despertar las risas del auditorio. Pero la presentación no acabó ahí. De repente, alguien del público situado en las primeras filas lanzó una braga a las cómicas. A aquellos que no seáis seguidores habituales del podcast este hecho os extrañará, pero nada más lejos de la realidad. En todos sus programas, Iglesias y Martín piden a su invitada que traiga una braga y la deje en la mesa. Así pues, esa mujer del público también quiso contribuir. Pero no se quedó ahí la anécdota. Victoria Martín, haciendo uso de su característica espontaneidad, gritó que no se lo podía creer, que ella llevaba las mismas bragas. Y no tuvo reparo en enseñarlas.

Estirando el chicle LIVE continuó como cualquier aficionado al programa podía esperar. Como dice la propia descripción del podcast, es una manera para «rajar sobre todas las cosas que les indignan» a Carolina Iglesias y Victoria Martín. De tal forma, el espectáculo siguió con ellas dos criticando a la influencer de turno (esta vez le tocó a @verdeliss), a Kiko Matamoros e, incluso, a Michelle Obama. ¿El motivo? Porque la que fuera primera dama de los Estados Unidos iba a hacer una serie en Netflix con el nombre de `Gofre+Mochi´.

Ese título, tal y como opinaron Martín e Iglesias, era demasiado parecido a Tronchi y Monchi. Apodo por el que también se las conoce porque así se llaman a ellas mismas en la mayoría de los podcasts. Este comentario estuvo acompañado de una imagen editada con las caras de Victoria y Carolina puestas en unas marionetas al lado de Michelle Obama. Una imagen que provocó una carcajada a todos los asistentes. Victoria quiso aclarar que la fotografía había sido editada por Nacho, su pareja y prometido. Aunque nadie en el auditorio lo dudaba porque en todos los programas Victoria repite que Nacho se encarga de todo lo relacionado con edición y montaje.

Carolina Iglesias indignada con la imagen editada por Nacho.

Luego, pasaron a alabar la feminidad y todo lo que implica, comentando y riéndose de algunas frases al estilo Mr. Wonderful, que no tenían ni pies ni cabeza. El tema central del espectáculo fue ligar. A partir de ahí, se convirtió en una conversación entre Carolina y Victoria sobre sus experiencias ligando y seduciendo.

Cabe destacar que Estirando el chicle no es un podcast más. Ganó el Premio Ondas a mejor podcast en el año 2021. Por otro lado, según un estudio realizado por Spotify, es el segundo podcast más escuchado en España en esta plataforma. Además, su último espectáculo en vivo será en Madrid, en el Wizink Center, para el cual vendieron las 12.000 entradas que sacaron a la venta, en tan solo 17 horas. Que vendieran ese número de entradas significa que será el espectáculo cómico en directo más grande celebrado nunca en nuestro país. Y Zaragoza no iba a ser menos. Las casi 2.000 localidades disponibles en la sala Mozart se vendieron, también, en menos de 24 horas.

La sala estaba a rebosar. Llena de verdaderos fans del podcast o de Carolina Iglesias y Victoria Martín, ya que no pasaba ni un solo minuto en el que no fueran interrumpidas por los aplausos o las risas del público. Un público entregado desde el primer momento y nunca decayó ese espíritu. Tan entregado que incluso una pareja de recién casados estaba entre el público. Carolina y Victoria lo sabían y los invitaron a subir al escenario.

En general, el evento cómico fue agradable. Con momentos regulares, disfrutables para los verdaderos fans del podcast y no para los simples oyentes, y lleno de pequeños momentos para “mearse de la risa”. Uno de estos momentos fue un comentario totalmente improvisado de Victoria Martín en el explicó qué era un “mortadelo”. En menudo berenjenal se metió, pero desencadenó las risas más fuertes entre el público.

Para poner el broche de oro, apareció en el escenario Lala Chus. Contó una anécdota que tuvo en unas vacaciones que se fue con su novio. Ella tenía las expectativas muy altas y todo acabó cuando su novio se rompió el coxis por haberse sentado en una hamaca.

Zaragoza era la séptima ciudad a la que Carolina Iglesias y Victoria Martín acudían con Estirando el chicle LIVE. Por delante quedan ciudades como A Coruña, Murcia, Cartagena, Cáceres y muchas más, hasta terminar el próximo 23 de septiembre en el Wizink Center en Madrid, con un espectáculo que pasará a la historia.

 

Comparte
Etiquetas

Últimas publicaciones

Mas como esto