Entremedios > Entrevips > Jorge Pueyo: “La peña está súper movilizada por el aragonés”

Jorge Pueyo: “La peña está súper movilizada por el aragonés”

Entrevista realizada por Patricia Sevil

El abogado oscense Jorge Pueyo, de 25 años,  ha revolucionado las redes sociales con su informativo en aragonés que, en apenas dos minutos, ha conseguido obtener cientos de miles de visitas. Desde el mes de octubre, el joven, natural de Fonz, publica los lunes y los jueves un noticiario matinal aragonés en Twitter. Anteriormente era presentador de Charrín Charrán, un programa en aragonés de Aragón TV.

En las últimas semanas has alcanzado una gran popularidad en twitter por tu informativo matinal en aragonés. Es curioso que alguien tan joven conozca tanto sobre una lengua que se está perdiendo, ¿de dónde nace esa pasión por el aragonés?.

No creo que sea una cosa extraña de juventudes, pues al final en mi pueblo lo habla todo el mundo, entonces el idioma está ahí. Me he criado con esa lengua, es mi lengua materna, la hablaba en mi casa, con mis padres, con mis abuelos, incluso con mis bisabuelos. Entonces ese interés ya está ahí de base.

Pero luego  he visto cosas que siempre me han llamado la atención, por ejemplo, en el cole de Fonz había un amigo mío al que le decían en la guardería que necesitaba un logopeda porque hablaba raro, porque dijo la palabra ‘badallar’ que significa bostezar, y entonces la profesora dijo que eso no podía ser, que necesitaba un logopeda y claro en Fonz se lió muy gorda. Pero claro, eres un niño y no te das cuenta.

Cuando yo ya estaba en segundo de bachiller y una profesora dijo que decir ‘wanna’ y ‘gonna’ en vez de ‘go to’ y ‘want to’ era una paletada, que no se podía decir, que es como decir va y vino, que era una cosa de paletos. Entonces en ese momento levanté la mano, hablé con la profesora y le dije que no iba a aguantar eso, que me iba a ir de su clase, que era insultante. Esto en segundo de bachiller con lo que significan las notas, y pues la profesora en ese momento me dijo que me callara y me levanté y me fui, y conforme cogía el pomo de la puerta me dijo que si abría la puerta tenía un 0, pero aun así me fui de clase. Al final salió la profesora y se dio cuenta de que había cometido un error. Me pidió perdón fuera, solos, no delante de todo el mundo, y que era muy valiente por defender mi lengua. Entonces claro, el caldo de cultivo estaba hecho.

¿Hablas en aragonés con tu grupo de amigos?

Con mis amigos hablo menos aragonés del que me gustaría. A ver, al final, tengo varios grupos y en algunos lo uso y en otros no. En mi grupo de amigos de Fonz depende de la persona, con algunos sí y con algunos no, pero lo más gordo es que con las dos madres de mis amigos con los que no, sí que hablo aragonés. Lo que pasa que la trasmisión intergeneracional ahí se ha perdido.

Ahora estoy viviendo en Zaragoza con dos amigos de la Ribagorza, uno de la Poblla Fantova y otro de Aguascaldas, cerca de Graus, y con ellos sí hablamos en casa y estoy agustísimo. Es muy diferente el saludar a alguien en aragonés y que te conteste, es que te sientes en casa.

Cuando publicaste el primer vídeo, ¿te plantebas seguir haciéndolo o fue algo puntual?¿pensabas que llegarían a tener el alcance que han tenido? ¿qué te motivó a publicar ese primer vídeo?

Cuando empecé con el primer vídeo, sí que tenía una idea de proyecto. Pero claro, para llegar a esa idea de proyecto yo había hecho dos o tres cosas antes de proyectos con gente que no habían salido nada bien. Intentamos grabar una especie de programa para Youtube y no salió bien, intentamos hacer un proyecto con más gente y tampoco. Así que decidí que todo el bagaje que tenía lo iba a usar yo. Decidí meterme y al día siguiente tener un noticiario grabado, y si me gustaba como había quedado pues seguiría.

Al principio grababa con una cámara que no te puedes hacer una idea de lo que era aquello, me compré una cámara que costaba pues nada unos noventa euros y dije venga va. Lo grabé y claro, el primero ya lo compartió Ángel Martín, treinta y tantas mil visitas y decidí que con eso había que seguir a muerte. Luego ya bajó, treinta mil visitas era muchísimo para aquel momento, y bueno pues ya me lo empecé a tomar en serio. Grabé unos cuantos más con esa cámara y luego me compré un micro bueno, una cámara nueva, focos… Claro yo les dije a mis padres que me había gastado cerca de mil euros en esto y mis padres dijeron que hiciera lo que quisiera con mi dinero. Al final me compré la cámara y ahora ellos también están muy contentos de que al final haya ido todo súper bien.

¿Cuál era tu objetivo con estos vídeos?

El objetivo de estos vídeos, más que el propio difundir el aragonés y crear una agenda social, política y cultural en aragonés, era que, como vivimos en la época de la sobreinformación, saturados de noticias, lo que teníamos que hacer es saber elegir cuáles nos interesan y cuáles no. Que en Madrid están pasando cosas es interesante pero al final lo que importa es lo que nos afecta diariamente. Pues claro, eso es lo importante y es lo que yo quería hacer con esto, que la gente viera sus noticias, fuera consciente de sus noticias y comunicarlo en aragonés. Además, con todo el bagaje que tenía de Charrín Charrán, de todo el mundillo audiovisual que tenía, quería hacer un proyecto yo solo y junté todo un poco y para adelante.

¿Crees que a través de estos vídeos has despertado interés por el aragonés?

Si hay algo que me ha permitido seguir haciéndolo, más que las visitas, porque en Twitter ni mucho menos cobras, es ver que la peña está súper movilizada por el aragonés. De repente se han preocupado muchísimos medios, se ha preocupado mucha gente. Al final muchos medios se han preocupado porque han visto la repercusión, pero hay medios que no, que de verdad se han preocupado por la lengua y eso mola. No solo medios, también personas. El otro día un chico me decía que iba a recuperar un proyecto que tenía de hacer fitness en aragonés. Luego otro me dijo que iban a hacer un proyecto con una cosa de comentar fútbol en aragonés y que me apuntara. Otros que iban a recuperar un grupo de música que tenían canciones en aragonés, que estaban empezando y que lo van a hacer. Muchísima gente, centenares de personas, de verdad, no es por tirarme el pisto, es gente que te viene en Twitter, que te viene en Instagram, que te para por la calle y te dice que se ha puesto a estudiar aragonés por ti, que quiere aprender aragonés por ti. Eso a mi me llena, eso sí que me llena.

Recibirá todo tipo de comentarios sobre los vídeos, ¿con cuáles te quedas?

Esto de los comentarios sí que es verdad que uno no va a leer buenos comentarios. Lo que quiero decir, lo habitual cuando haces cualquier tipo de proyecto es que te lleguen comentarios buenos cuando lo estas haciendo, es decir, si va bien. Entonces cuando vas a leer comentarios ya vas con la idea de que los comentarios son buenos pero vas a buscar el malo, no es que te fijes en el malo, es que vas a buscarlo directamente. Al final, comentarios malos te diría que son menos de un 5%, incluso un 1% del total, quiero decir, la comunidad es muy sana y está muy guay. Estoy muy contento con la comunidad que hay en Twitter y en Instagram también.

A pesar de que actualmente  trabajas como abogado, ¿te has planteado dedicarte al periodismo en algún momento?

Hombre pues sí, el mundo del periodismo siempre me ha gustado muchísimo. Yo me acuerdo que cuando estaba en la carrera quería hacer como Eduardo Bayona, en público.es. Toda la información del derecho, actualidad de jurisprudencia, sentencias, todas las noticias político-económicas… a mi me flipaban.

Más allá de todo eso a mi lo que me gusta es comunicar, a mi me flipa ponerme encima de un escenario delante de gente, ponerme delante de una cámara me flipa. Las diferentes formas de comunicar cuando estás en un escenario, cuando estás delante de una cámara, la entonación, la dicción, todo, me vuelve loco. Pero yo creo que sí, más allá del periodismo, más que el hecho de ser periodista, la comunicación y la divulgación me gusta mucho.

 

Entradas relacionadas

Comentar


Warning: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, function 'rit_additional_fields' not found or invalid function name in /var/www/html/wp-includes/class-wp-hook.php on line 287

shares