Entremedios > Entrelíneas > Enseñar a través de las cámaras

Enseñar a través de las cámaras

Comparte

Unos pies llenos de barro, una escuela rural en el centro de Colombia, el antiguo oficio de la alfarería que sobrevive gracias a las manos de unos ancianos que hacen baldosas con la tierra. La tierra de esa parte de Colombia que es Barichara, una tierra húmeda, resbaladiza, removida, que supura un aroma amazónico. Un enclave idílico en el que la vida no es tan fácil ni la convivencia tan sencilla. ‘Patiamarillas’- por sus pies de barro- es el nombre por el que las compañeras de clase llaman a Karen, una niña incomprendida que ya no quiere ir al colegio.

¿Cuál es la moraleja de la historia? Todos los documentales de Óscar Vesga la tienen. Este, porque trata un tema polémico y cotidiano: el bullying.

Vesga es el creador de la Fundación Cultural Ojo de Agua y tiene un cometido muy claro: que los niños aprendan a través del audiovisual, en la doble vertiente: la técnica y la humana. Por eso les pasa las cámaras para que ellos mismos sean productores de video, pero al mismo tiempo los sitúa ante el objetivo como actores y actrices para que recreen situaciones de las que puedan aprender valores de sociabilidad.

aguaÓscar visitó la Universidad de Zaragoza el pasado jueves con motivo de una estancia investigadora en el Grupo de Investigación en Comunicación e Información Digital (GICID) dirigido por Carmen Marta Lazo. Los alumnos de 3º de Periodismo tuvieron esta vez una clase diferente. Fue durante su asignatura “Proyecto de comunicación audiovisual”; ellos aprenden a dominar la técnica del perfecto documental y el jueves, además, aprendieron que si se pone un fondo, la gente ve ese fondo.

Otro ejemplo: “La educación móvil”. Dice Óscar que fue un tema que los mismos niños propusieron. En esta pieza asistimos a la paradoja: 'switch on the screen/switch off the world', que vendría a ser que cuando encendemos una pantalla nos olvidamos del mundo. Estamos tan conectados con el mundo y tan desconectados del mundo al mismo tiempo…

Y de nuevo, ¿cuál es la moraleja de esta historia? Valorar el consumo responsable de las nuevas tecnologías.

El seminario de Óscar Vesga transcurrió muy ameno entre anécdotas de su vida, como aquel inspirador viaje a Cuba que es posiblemente el desencadenante de que ahora se dedique al audiovisual habiendo estudiado artes escénicas. Fue y vio una obra de teatro de 2 horas interpretada por 50 chavales de un colegio ante una audiencia que gritaba, se fundía en las emociones, aplaudía intensamente… Y si en Cuba el arte es tan importante, ¿por qué no en Colombia? Trabajaba duro con sus alumnos pero les daba pánico mostrarse en público. Sin embargo, cuando puso la cámara delante de ellos todo cambió: "Los niños la veían como un confidente. Entonces yo dije: Esto es una herramienta didáctica".

charla

No sabía nada de producción pero empezó a curtirse con vídeos y tutoriales de YouTube. También le ofrecieron un papel en una película: "Esos 3 meses que yo entendí como un posgrado", curioseaba y preguntaba a las actrices y a los técnicos fotográficos… Y este es el resultado de su trabajo: un potenciador del desarrollo en territorios rurales y un aliciente para el aprendizaje y el fomento del espíritu crítico y creativo en entornos alejados de la urbe.

cult

"La gente nos pide que vayamos a sus escuelas a hacer películas". Para Óscar lo importante es enseñar los documentales a los padres y a la comunidad, tratar temas tan presentes en esa sociedad como la violencia intrafamiliar o la paz. Tampoco buscan crear el producto perfecto a modo en que lo hace el cine, al final son niños. Pero sí es muy importante que lo que creen transmita. Ese fondo que si tú pones, la gente ve, comprende y se identifica. Chévere.

Entradas relacionadas