«’No te preocupes querida’, delirios de una supuesta sociedad perfecta» por Alexia Pavón

on

Olivia Wilde dirige No te preocupes querida, un thriller psicológico que está dando mucho que hablar. Alice y Jack viven dentro del Proyecto Victoria. Un prototipo de sociedad donde todos los hombres tienen éxito y todas las mujeres son perfectas amas de casa. Una sociedad donde alcanzar la vida que deseas. O eso es lo que quieren hacerles creer.

Alice Chambers (Florence Pugh) es una joven ama de casa que vive una vida idílica junto a su marido Jack (Harry Styles). Ambos residen en una comunidad experimental en la que aparentemente todos tienen una vida perfecta. Frank (Chris Pine) es el líder de la comunidad y el encargado de difundir el peculiar estilo de vida del Proyecto Victoria. Sus habitantes están acostumbrados a una rutina en la que los hombres van a trabajar y las mujeres no hacen preguntas. Todo ello bajo una llamativa estética inspirada en los años 50 como decorado de la comunidad y una gran obediencia y veneración a Frank. Sin embargo, cuando Margaret (KiKi Layne), vecina y amiga de Alice, descubre una siniestra realidad sobre Victoria, todo comienza a desmoronarse.

Esto hace que la vida que Alice creía vivir comience a agrietarse. Preguntas como por qué ella y su marido están en Victoria o qué hacen los hombres cuando se van a trabajar inundan su cabeza. Estos son algunos de los enigmas que conforman la historia y que hacen que la protagonista despierte de su letargo y se dé cuenta de que no todo es perfecto en esa sociedad.

Florence Pugh es la figura principal de la película. Gracias a su brillante actuación en el papel de Alice consigue que el personaje te cautive desde el primer momento. Atrae las miradas del público con su perfecta caracterización de mujer de los años 50. Conforme ella va descubriendo de forma gradual la verdad, el espectador la descubre con ella. Cuando Alice por fin se da cuenta de lo que está pasando, Florence nos regala escenas en las que podemos sentir el dolor y la decepción de su personaje.

Harry Styles en el papel de Jack también convence. Tras sus breves apariciones en Dunkerque y Eternals, el cantante ha querido dar un paso más en su carrera como actor. Pese a las diversas opiniones, Styles logra separar su actuación en la película de la imagen a la que nos tiene acostumbrados. Tanto es así que en muchas ocasiones te olvidas de que al que estás viendo en pantalla es el autor de canciones como As it was. Ofrece una parte de él totalmente distinta lo que hace que te creas su interpretación. Es Pugh quien muestra una actuación mucho más profesional y compleja.

La idea principal no es nueva en absoluto. Podemos ver tramas similares en Matrix o El show de Truman y en algunos episodios de la serie Black mirror. Una sociedad en la que las cosas no son lo que parecen y que esconden un propósito secreto e inquietante. Lo que diferencia a esta película es el enfoque desde un matrimonio que parece feliz y perfecto, pero con una oscura verdad detrás.

Si algo destaca de este film es la sensación de no entender del todo el desenlace. Las revelaciones ocurren de forma rápida y brusca y no te da tiempo a asimilar toda la información. Y una vez termina la película te das cuenta de que hay algunos huecos en la trama. Un ejemplo claro es que no se explica el motivo que lleva a Frank a crear el Proyecto Victoria. Esto da pie a que el público haga sus teorías y que se siga hablando de la película una vez vista.

La estética cincuentera con tupés engominados, vestidos estampados y coches antiguos descapotados contribuye a reforzar la idea de vecindario modelo. Además, crea una fotografía visualmente muy bonita, atrayente y colorida. Esta contrasta a la perfección con los planos de cuando Alice se acerca a descubrir la verdad. En ellos vemos elementos inquietantes como bailarinas de cabaret en blanco y negro creando la forma de un ojo o gotas de sangre.

La película ha recibido críticas bastante negativas desde su estreno en el Festival de Venecia. Lo cierto es que el film es muy disfrutable si lo que quieres es una película que te inquiete y te sorprenda. Si lo que buscas es una historia con la trama cuidada al detalle, esta no es la mejor opción.

FICHA TÉCNICA

Título: No te preocupes querida

Dirección: Olivia Wilde

Actores principales: Florence Pugh, Harry Styles, Olivia Wilde, Chris Pine, Gemma Chan, KiKi Layne

Duración: 122 minutos

Exhibición: Cines

País de producción: Estados Unidos

.

Autora: Alexia Pavón @aleexiaparr [Instagram] @alexiaparroyo [Twitter]

Editora: Ingrid Monreal

Redactora jefa: Alexia Pavón

Coordinador: Víctor Lope Salvador

Comparte
Etiquetas

Últimas publicaciones

Mas como esto