Free Porn
1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet 1xbet

Bea Carpio: «Todo esto es una apuesta arriesgada, pero es lo que a mí me hace feliz»

on

Autora: Ixeya Marín Antón (EntreRedes).

Con tan solo 22 años, Bea Carpio es “tiktoker” y futura médico. Su filosofía de vida se basa en tratar a la gente como le gustaría que la trataran y en hacer todo lo posible para conseguir sus metas.

Bea Carpio acumula casi cuatrocientos mil seguidores en la red social más popular entre los jóvenes, Tik Tok, donde tiene varios vídeos con más de un millón de visualizaciones. También tiene un popular perfil en Instagram, donde concentra a sesenta mil personas. En esta plataforma, llaman la atención la trabajada estética de su feed y cómo intenta alegrarles el día a sus seguidores publicando cada mañana en stories un “animalito para afrontar el día”.  En su pequeño rincón de Internet, Bea habla de moda, viajes y de su vida personal sin tapujos.

¿Cómo te consolidaste como una persona conocida en Tik Tok?

He tenido varias fases. Al principio, se hizo un vídeo viral en lo que para mí era contenido de moda, pero llevaba escote y se hizo famoso de una forma que no era la que buscaba. Gané unos cuarenta mil seguidores, pero todos eran hombres y comentarios sobre mi pecho. Superdesagradable. Empecé a grabar vestida con cuello alto y conseguí salir de ese lado de Tik Tok. Luego tuve otro boom al crear contenido sobre viajes, hasta que tomé la decisión de dejar de hacerlo porque para mí es importante la relación con la gente. Siento que hablo con mis amigos y no quería que ellos me siguieran para que les realizara un servicio. A partir de ese momento, decidí publicar lo que soy.

También vemos a tu pareja en algunos de tus vídeos, ¿no te da miedo exponer tu relación y lo que ello conlleva?

Hay muchas cosas que me dan miedo, pero es que no puedo vivir así porque entonces no lo disfruto. A mí me gusta compartir en redes lo que comparto con mis amigos. Entonces, si yo estoy feliz porque acabo de hacer algo guay con mi novio y se lo cuento a mis amigos, lo cuento también en redes porque para mí es lo mismo. ¿Que da miedo? Sí, pero más miedo me da dejarlo con mi pareja que la reacción de internet. Por ahora me está funcionando, pero lo malo es que es un equilibrio muy frágil. Yo puedo seguir haciendo lo mismo de siempre, pero que se me haga viral un vídeo en el lado de Tik Tok en el que no estoy acostumbrada y que todo esto se vuelva en mi contra. Todo esto es una apuesta arriesgada, pero es lo que a mí me hace feliz.

¿Cómo consigues coordinar la creación de contenidos tan diversos?

Si lo planteas como un sentido de estrategia, yo lo hago fatal. Lo mejor que puedes hacer en redes es tener un nicho y enfocarte en ese nicho para las “publis”, pero yo voy a ser médico. Quiero disfrutar de esto y no sentir que es un trabajo, aunque a veces lo sea. No quería la presión de encorsetarme sin necesidad. Si esto es lo que quieres hacer el resto de tu vida, sí que te tienes que guiar más por la estrategia pero, si no es tu objetivo, te puedes guiar más por lo que te apetezca. Yo soy una persona supercambiante que toca todos los palos en el sentido de que cuando era pequeña iba a 5 o 6 extraescolares y he tenido mil hobbies. Pues eso soy en Internet, porque soy así en la vida real. Centrarme en algo específico, para mí es contranatural. Soy una persona superdispersa.

Muchos de tus vídeos son de moda, ¿te han criticado por vestir como quieres?

No recuerdo ningún comentario de hate sobre mi manera de vestir. A lo mejor alguno constructivo, pero no he recibido muchos comentarios negativos. Cuanto más arriesgado es un outfit, más va a gustar y más va a ser odiado, pero suele tener buena acogida y noto que, cuando me arriesgo, la gente lo aprecia. Hay mucha gente en redes sociales y encontrarás outfits más básicos en mucha gente.

Si quieres saber más sobre Bea Carpio, puedes encontrar el resto de la entrevista en EntreRedes.

¿Te consideras una persona afortunada por no recibir hate?

Sí. Soy plenamente consciente de que mi espacio es un oasis de paz y no me da vergüenza enseñar a mis amigos porque mi comunidad es supersana, o no me da vergüenza salir fea porque sé que mi comunidad no me va a insultar. Me considero una persona extremadamente afortunada no solo por haber llegado al punto en el que estoy en Tik Tok, sino también por la comunidad que tengo. Sobre todo, por eso. Yo soy consciente de que estoy aquí por la gente. No para ellos, sino porque me hace feliz la plataforma por ellos, porque recibir validación externa de todo el mundo me gusta. Si yo hubiera recibido mucho hate, no estaría en redes sociales; me habría pirado.

¿Cómo gestionas las comparaciones?

Todas mis amigas, a lo largo de mi vida, han sido apoteósicamente guapas. El sentirte el “patito feo” o la “la amiga fea” es algo con lo que llevo lidiando toda la vida. Es algo que puedo sentir ahora en redes, pero que ya llevo sintiendo desde hace diez o quince años, por lo que no es nada nuevo. Lo gestiono fatal, pero no me ha generado problemas nuevos. Esto lo hablé en un vídeo. Cuando ves a alguien en Internet guapo, puedes pensar: “es puro filtro o maquillaje”, pero los ves en persona y te das cuenta de que no.

¿Eso te motiva a que te sigas mostrando tan natural?

Yo es que me guío por chispazos de inspiración, con lo cual me da igual mi aspecto cuando tengo una idea y la quiero llevar a cabo.

¿Qué le dirías a Bea cuando atraviesa un mal momento?

Mi principal problema es que lo saco todo de proporción y se me olvida lo bueno (que también hay). Entonces, me diría algo como “saca la cabeza del hoyo y mira a tu alrededor”.

Fotografía: Bea Carpio

 

Comparte
Etiquetas

Últimas publicaciones

Mas como esto