Entremedios > Entrebutacas > «ˈThe Queen’s Gambitˈ o el talento de una mente atormentada» por Paula Giral

«ˈThe Queen’s Gambitˈ o el talento de una mente atormentada» por Paula Giral

Blancas o negras. Así son las emociones de la pequeña prodigio Beth Harmon; también los colores de las piezas que la llevarán al éxito. La nueva narrativa de Netflix logra conquistar tanto los corazones de los más aficionados al ajedrez, como los de aquellos que nunca han jugado.

Beth Harmon (Anya Taylor-Joy) es una niña que queda huérfana con tan solo nueve años y es enviada a un orfanato, donde, gracias al conserje de la institución (Thomas Brodie-Sangster), conocerá su verdadera vocación: el ajedrez.

Las mentes más brillantes a veces son las más inestables y las que más sufren. Netflix nos presenta un breve relato sobre una niña prodigio que busca triunfar en el mundo masculinizado del ajedrez, mientras lidia con cuestiones como la pérdida, el abandono o la dependencia al alcohol y a los tranquilizantes.

Durante los siete episodios, creceremos con Beth en un orfanato de Kentucky (EEUU), viviremos en su casa de adopción, jugaremos al ajedrez contra decenas de adversarios e incluso viajaremos a Rusia, lugar donde se celebra la competición más relevante a escala internacional.

Esta soledad que sufre Beth, se verá mitigada, no solo por la presencia del tablero en su vida, sino por la aparición de una serie de personajes que apoyarán a la joven en su camino al triunfo a la par que en la gestión de su inestabilidad.

La narrativa de esta miniserie era una propuesta un tanto arriesgada. Llevar a pantalla partidas de un juego tan lento y reflexivo como es el ajedrez, y mantener a su vez a la audiencia despierta y en tensión, era todo un reto. No obstante, Gambito de dama no solo lo consigue, sino que lo borda.

Todo ello gracias a un guion con un desarrollo muy entretenido, una fotografía creativa y original con la que las partidas cobran un dinamismo de vértigo, y al formato de miniserie, siete capítulos de menos de una hora, con en el que encaja a la perfección.

Gambito de dama no es una historia sobre ajedrez, no necesitamos ser unos expertos ajedrecistas para apreciarla: es un relato sobre una niña que se ha quedado sola en el mundo, pero que encuentra su propósito en las sesenta y cuatro casillas que conforman este tablero.

La construcción del personaje de Beth está tan lograda que parece que nos encontremos ante un biopic. La serie indaga en las profundidades de la joven para mostrarnos su lado más competitivo a la par que vulnerable.

Anya Taylor-Joy, actriz que en estos últimos meses parecía no convencer a la audiencia por su papel en Umbrella Academy, en esta ocasión, nos deja sin palabras. Su lenguaje no verbal, su expresividad, su carácter… Taylor se apropia del papel y lo hace suyo. Tras el visionado de la serie, no podríamos imaginar a otra Beth que no fuera interpretada por la actriz de inmensos ojos.

El papel de mujer empoderada que lleva a cabo Taylor no solo está perfectamente ejecutado, sino también correctamente introducido en la época en cuestión, los años 60. La plataforma Netflix es famosa por sus polémicas narrativas repletas de feminismos comerciales, que más allá de provocar una reflexión y un tratamiento de la mujer más auténtico, buscan vender y llegar a un sector concreto del público. Véase La casa de papel, Las chicas del cable etc. En esta ocasión estamos ante un tratamiento más natural, sopesado y crítico, propio de producciones mucho más elevadas, como encontramos en la serie de HBO: Big little lies.

La ambientación de la época está muy conseguida. Hay una clara atención al detalle presente en cada plano, desde el cuidado en el tratamiento de todo edificio que visita la joven, hasta en sus atuendos y peinados. Podemos sentir la Guerra Fría en cada capítulo sin mencionar en ningún momento cuestiones políticas.

No obstante, la representación de la pasión que siente la joven por el juego y sus piezas es el verdadero elemento central. Un amor que roza casi la obsesión. Gambito de dama es capaz de transmitirnos todas estas emociones casi sin palabras: a través de los silencios, la mirada de la protagonista hacia su adversario, la simulación de grandes tableros imaginarios en el techo de la habitación de Beth, etc.

Una pasión contagiosa que conseguirá que el espectador, no solo acabe satisfecho al finalizar la serie, sino que rescate ese tablero de ajedrez olvidado en un cajón y busque a alguien con quien jugar.

Ficha Técnica

Título: The Queen’s Gambit

Temporada: Miniserie

Creador del guion de la serie: Scott Frank (Novela: Walter Tevis)

Dirección: Scott Frank (Creador), Allan Scott (Creador), Scott Frank

Actores principales: Anya Taylor-Joy, Thomas Brodie-Sangster, Bill Camp, Harry Melling, Isla Johnston, Moses Ingram, Chloe Pirrie, Janina Elkin, Marielle Heller

Número de capítulos: 7

Duración: 60 min.

Exhibición: Netflix

.

Autora: Paula Giral Hernández @Rockanrollera_escribe [Instagram] @Rockanrollera [Letterbox] @Rockanrollera [Twitter]

Editora: Andrea Aragón

Redactora jefe: Elena Álvarez

Entradas relacionadas

Comentar


Warning: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, function 'rit_additional_fields' not found or invalid function name in /var/www/html/wp-includes/class-wp-hook.php on line 287

shares