Free Porn
1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet 1xbet

«ˈCasablancaˈ, un cruce de destinos» por Jacobo García Ochoa

on

Casablanca es la historia del reencuentro entre dos examantes en mitad de la guerra. Un reencuentro que suscita en los protagonistas el debate entre lo que se debe y lo que se quiere hacer.

Por un capricho del destino, una mujer casada se encuentra con su antiguo amante, a quien había abandonado durante la ocupación nazi de París.  Por otra tuerca más del destino, la vida de este matrimonio acaba en manos del despechado amante, que tendrá que lidiar con sus heridas y sus principios.

Casablanca se ha convertido en un lugar de peregrinaje para muchos de los que huyen de la guerra. Rick Blaine, interpretado por Humphrey Bogart, regenta un local en el que se reúne la crème de la crème de la sociedad: desde estafadores y ladrones hasta gendarmes de la Francia de Vichy y miembros de la Resistencia. Y en esas circunstancias caen en su poder dos salvoconductos para salir de la ciudad africana. ¿Qué hará con ellos?

Rick, descreído y endurecido por la vida, se encuentra  con su lado más frágil cuando aparece en el local Ilsa Lund, la mujer con quien compartió la dolce vita en París y que lo abandonó cuando los alemanes tomaron la capital.

A partir de ahí, el film gira en torno a la complicada decisión que ha de tomar Rick, aún herido por la mujer que incumplió la promesa de seguirle allá donde fuera. Por una parte, quiere convencerse de que nunca auxiliará a quien tanto daño le infligió. Pero por otra sabe que Laszlo es fundamental en la lucha contra los alemanes y que debe abandonar el limbo de Casablanca.

En gran medida, la película es el conflicto interior de Rick, narrado de forma directa y dinámica. Cada diálogo es una observación fresca y lúcida sobre el valor, la dignidad y la estupidez del ser humano. De esta forma, se consigue crear una trama ágil y cambiante gracias a la diversidad de tonos que utiliza: desde el humor al drama.

Casablanca (1942) no ha envejecido. Plantea temas eternos -el amor, la traición, la lealtad, el miedo, la lucha entre el deber y el querer, el sacrificio- que permiten que nos reconozcamos en los personajes. Sea cual sea la época en que vivamos, el individuo siempre tendrá que afrontar esos problemas que, en definitiva, son parte de la vida..

Esta producción de Michael Curtiz narra cómo la guerra lo cambia todo y somete a los individuos a nuevas realidades para las que casi nadie está preparado. Por su causa se acaban los felices días de París y Rick se transforma completamente: de joven idealista a cínico borracho. Pero a pesar de la conmoción que supone la Segunda Guerra Mundial, aún queda espacio para el amor. Sam todavía puede tocar una vez más aquella melodía con la que los corazones de Rick e Ilsa se vuelven a enlazar en el recuerdo de su amor.

La interpretación de Humphrey Bogart (El tesoro de Sierra Madre, Horas desesperadas) es magnífica y está sin duda entre sus mejores trabajos. Lo mismo se aplica a Ingrid Bergman (Anastasia, Recuerda), quien, con su papel de Ilsa, lograría su primer gran triunfo en las pantallas.

Actualmente, Casablanca es considerada una de las mejores -para muchos, la mejor- películas de la historia. Esto se debe, sobre todo, al gran impacto que produjo sobre la sociedad de 1942, que padecía con crudeza la devastación de la Guerra Mundial. De hecho, se convirtió en todo un referente para un país que, pese a vivir bajo el terror del conflicto, quería seguir “recordando París” y mirar con optimismo el porvenir.

FICHA TÉCNICA

Título: Casablanca

Dirección: Michael Curtiz

Actores principales: Humphrey Bogart, Ingrid Bergman, Paul Henreid, Claude Rains, Conrad Veidt, Peter Lorre, Sidney Greenstreet

Duración: 102 minutos

País de producción: Estados Unidos

.

Autor: Jacobo García-Ochoa

Editora: María González

Redactora jefa: Alexia Pavón

Coordinador: Víctor Lope Salvador

Comparte
Etiquetas

Últimas publicaciones

Mas como esto