Free Porn
1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet وان ایکس بت 1xbet 1xbet

Historia, cine y la fructífera localización cinematográfica de Zaragoza

on

Autora y editora: Patricia Gascón-Vera

Durante esta semana, Zaragoza está celebrando la III edición del Saraqusta Film Festival desde el que se quiere abanderar la defensa del audiovisual histórico como una referencia inequívoca de la historia. Un certamen que, además, persigue poner en valor todo el potencial de este género y mostrar al mundo el rico patrimonio cinematográfico que posee Zaragoza y todo nuestra Comunidad, tal y como se ha expuesto en dos mesas redondas a las que hemos tenido el gusto de poder asistir.

La primera de ellas, en el Museo del Teatro Romano de Caesaraugusta, fue la mesa redonda ‘El caso histórico de “La fortuna”’, sobre la primera incursión en el medio televisivo de Alejandro Amenábar. Moderada por Javier Millán, periodista, escritor y divulgador cinematográfico, y con la intervención de los actores Leonor Bruna y Jorge Asín, ambos participantes en la serie de ficción, dejó importantes cuestiones en debate. Tratando sobre la serie, se comenzó con la explicación de cómo, además de ser un hecho histórico escasamente conocido, es un relato actual de un caso verdadero de expropiación marítima que también tiene su origen en un cómic. Por tanto, las historias confluyen y de un hecho histórico se trabajan diferentes flecos.

Fuente: prensa https://saraqustafilmfestival.com/ 

Por lo tanto, es una historia de piratas modernos, de tecnología y juzgados para relatar la historia, una lucha del siglo XXI, la cual se abordó en la mesa redonda, donde, también se repasaron otros audiovisuales con tramas similares. La producción de Amenábar se rodó en parte en Zaragoza, concretamente en las instalaciones del aeropuerto, y tanto Asín como Bruna han contado con un papel en esta ficción de aventuras sobre la que también se ha relatado el proceso de documentación, gracias a diferentes audios de sus protagonistas reales y de sus historiadores que dejaban patente la importancia de este hecho para con sucesos posteriores como la Guerra de la Independencia que tuvo un gran impacto en la ciudad de Zaragoza.

Entre las críticas, se comentó cómo ha intentado unir en una torre de babel diferentes personajes de procedencias muy dispares, la falta de acción o el papel de algunos protagonistas… Sin embargo a todos los presentes que habíamos visto la ficción y para sus protagonistas, la historia nos enganchó y enseño parte de una historia desconocida. Porque, tal y como defendió Leonor Bruna: «la historia es muy ficcionable», el cine de historia es un recurso de primer orden por el poder del entretenimiento de esta historia que es un David contra Goliat, tal y como determinó Jorge Asín. Asimismo, todos aludieron a tantas y tantas historias que se podrían contar sobre los acontecimientos históricos, hay interés sobre la historia y habría que buscar nuevas miradas que las hicieran atractivas desde la pantalla. Muchas de ellas con mirada de mujer, atisbó Bruna.

Fuente: prensa https://saraqustafilmfestival.com/ 

La segunda mesa redonda, de la mano de la Zaragoza Film Office, llevó por título ‘Rodar en la Zaragoza Antigua’, y la encargada de moderar fue Adriana Oliveros, presidenta del Clúster Audiovisual de Aragón. Asimismo, participaron el director de cine zaragozano Ignacio Estaregui, que ha tomado la capital aragonesa como plató de sus películas, la última de ellas ‘Rider’; Fernando Bermúdez, director de la Oficina de Proyección Exterior de Zaragoza, y Pablo Azorín, de localizaciones de Palma Pictures durante más de 20 años.

Fuente: prensa https://saraqustafilmfestival.com/ 

Entre sus datos más relevantes, contaron cómo la Film Office está creando un territorio FilmFriendly con más de 180 localizaciones y cómo están aumentado en grandes porcentajes las grabaciones. Un trabajo para favorecer la producción de largometrajes y rodajes de publicidad que utilicen imágenes de la ciudad, lo que conlleva una gran coordinación entre diferentes instituciones y mucha perseverancia para intentar lo que las productoras solicitan.

Pablo Azorín aseguraba que “el mundo creativo y la burocracia está muy reñido”, pero aludía a cómo el dialogo y las ganas de encontrar buenas localizaciones hacen todo posible. Por su parte, Nacho Estaregui hablaba de la capacidad de rodar en Zaragoza, un hecho que repercute en el talento local, en generar trabajos de calidad y en un desarrollo de la industria; al mismo tiempo que relataba cómo habían hecho posible rodar su última película, la que trascurre en una noche y en bicicleta por las calles del centro de Zaragoza.

Una ciudad que ve con buenos ojos que rueden, una oportunidad emocional, afirmaba Estaregui; donde el cine es bienvenido y la historia parte fundamental de sus calles y plazas.

Comparte
Etiquetas

Últimas publicaciones

Mas como esto