Entremedios > Entrespots > La importancia de una marca en comunicación interna

La importancia de una marca en comunicación interna

Comparte

Un reportaje sobre comunicación interna de la alumna Cintia Liarte

“Yo para ser feliz quiero un colchón”

Seguro que muchos de vosotros habéis escuchado esta frase en anuncios de televisión o en cuñas de radio.  Incluso la habéis leído en algún que otro periódico acompañada del color rojo y blanco, los colores corporativos de Pikolin.

Esta empresa, que este año celebra su 70 aniversario, se ha convertido en líder en el mercado español del descanso. Aunque también ha traspasado fronteras, ha conquistado los mercados de otras zonas del mundo. Alguna de ellas realmente lejos de Zaragoza: China, Malasia, Francia e incluso algunos países iberoamericanos.

Estos han sido algunos de los aspectos que el responsable de Desarrollo de Recursos Humanos de Pikolin, Enrique Iniesta, nos ha explicado a los alumnos de Proyecto de Comunicación Corporativa. Dedicamos a ello una sesión de trabajo complementaria al curso. Iniesta ha acudido a la facultad con el fin de explicar cómo se gestiona la comunicación interna de esta empresa que ha conseguido ser líder del sector.

La clave de su éxito se encuentra en la gestión que llevan haciendo desde su creación en 1948. Se trata de una empresa familiar que sigue los valores tradicionales pero sin olvidarse de la tecnología e innovación, imprescindibles en el momento en que vivimos.

Aprendiendo sobre Comunicación Interna
Aprendiendo sobre Comunicación Interna

Departamento de Comunicación Interna

A diferencia de otras empresas, Pikolin no tiene un departamento que se dedique exclusivamente a la comunicación interna, ya que ésta es gestionada por Recursos Humanos.

La compañía ha sabido innovar en el mercado cuando ha sido necesario y también ha sabido gestionar momentos de crisis como el vivido en el año 2013 cuando se tuvo que realizar un ERE de extinción. Además, recientemente la empresa ha traslado de su mítica ubicación en la Carretera Logroño a un nuevo y moderno emplazamiento en PLAZA.

Tras esta pequeña charla, en la que el Sr. Iniesta nos ha contado cómo se gestiona internamente la comunicación en Pikolin. Hemos realizado un taller práctico en el que nos hemos dividido en cuatro grupos.

Cada grupo representaba una parte de la empresa (sindicatos, dirección, comunicación y plantilla). Mediante el planteamiento de unas situaciones prácticas y reales, debatíamos y negociábamos. De esta forma pudimos entender y profundizar en el verdadero funcionamiento de la empresa. Hemos aprendido a gestionar tiempos de crisis y también, momentos de optimismo y bonanza.

La conclusión ha sido clara: después de la tormenta siempre llega la calma.

Una entrada de...

Entradas relacionadas